En este momento estás viendo Presupuesto publicitario

¿Qué es un presupuesto publicitario?

Un presupuesto de publicidad es una estimación de los gastos de promoción de una empresa durante un período de tiempo. Más importante aún, es el dinero que una empresa está dispuesta a reservar para lograr sus objetivos de marketing. Al crear un presupuesto publicitario, una empresa debe gastar el valor de un dólar publicitario contra el valor de ese dólar como ingresos reconocidos.

Los mejores presupuestos y campañas publicitarias se centran en las necesidades del cliente y la resolución de problemas, no en los problemas de la empresa, como la reducción del exceso de existencias.

Comprensión del presupuesto publicitario

Un presupuesto de publicidad es parte del presupuesto general de ventas o marketing de una empresa, que puede verse como una inversión en el crecimiento de una empresa. Los mejores presupuestos y campañas publicitarias se centran en las necesidades del cliente y la resolución de problemas, no en los problemas de la empresa, como la reducción del exceso de existencias.

Consideraciones especiales: objetivos presupuestarios y publicitarios

Antes de decidirse por un presupuesto publicitario en particular, las empresas deben tomar ciertas decisiones para asegurarse de que el presupuesto esté en línea con sus objetivos promocionales y de marketing:

  • Consumidor objetivo: Conocer al consumidor y su perfil demográfico puede ayudar a orientar la inversión publicitaria.
  • El mejor tipo de medio para el consumidor objetivo: La publicidad móvil o en Internet, a través de las redes sociales, puede ser la respuesta, aunque los medios tradicionales, como los impresos, la televisión y la radio, pueden ser los mejores para un producto, mercado o consumidor objetivo en particular.
  • El enfoque correcto para el consumidor objetivo: Dependiendo del producto o servicio, considere la estrategia adecuada para apelar a los sentimientos o información del consumidor.
  • Beneficio esperado de cada dólar invertido en publicidad: Ésta es quizás la pregunta más importante a responder, así como la pregunta más difícil.

Presupuestos publicitarios: ¿cuánto es suficiente?

Las empresas pueden determinar el nivel para fijar su presupuesto publicitario de diferentes formas, cada una con sus propias ventajas y sesgos:

  1. Gasta tanto como puedas: Esta estrategia, que solo reserva una gran cantidad de dinero para financiar operaciones, ve un inicio muy positivo en esta estrategia, que ve un retorno de la inversión positivo en su gasto publicitario. La clave es anticipar cuándo la estrategia comenzará a mostrar resultados en declive y saber cuándo se pueden cambiar las estrategias.
  2. Porcentaje de ventas asignado: Esto es tan simple como asignar un porcentaje específico basado en las ventas brutas totales o las ventas promedio del año anterior. Una empresa normalmente gasta del 2% al 5% de los ingresos anuales en publicidad. Esta estrategia es simple y segura, pero se basa en el desempeño anterior y puede que no sea la opción más flexible para un mercado cambiante. También se supone que las ventas están directamente vinculadas a la publicidad.
  3. Gasta lo que gasta el concurso: Esto es tan simple como adherirse al promedio de la industria para los costos publicitarios. Por supuesto, ningún mercado es exactamente igual y tal estrategia puede no ser lo suficientemente flexible.
  4. Presupuesto basado en metas y tareas: Hay pros y contras de esta estrategia, en la que se establecen los objetivos y los recursos necesarios para alcanzarlos. Por el contrario, este puede ser el método presupuestario más específico y eficaz. En el lado negativo, puede ser costoso y arriesgado.

Conclusiones clave

  • Un presupuesto de publicidad es una estimación de los gastos de promoción de una empresa durante un período de tiempo.
  • Al crear un presupuesto publicitario, una empresa debe gastar el valor de un dólar publicitario contra el valor de ese dólar como ingresos reconocidos.
  • Conocer al consumidor y su perfil demográfico puede ayudar a orientar el gasto en publicidad.