En este momento estás viendo Pronóstico

¿Qué es un pronóstico?

La previsión es una técnica que utiliza datos históricos como entradas para realizar predicciones informadas al determinar la dirección de las tendencias futuras. Las empresas utilizan la previsión para averiguar cómo asignar sus presupuestos o planificar los costos esperados para el futuro previsible. Esto generalmente se basa en la demanda proyectada de los bienes y servicios ofrecidos.

1:44

Pronóstico

Cómo funciona la previsión

Los inversores utilizan un pronóstico para determinar si los eventos que afectan a una empresa, como las expectativas de ventas, aumentarán o reducirán el precio de las acciones de esa empresa. La previsión proporciona un punto de referencia importante para las empresas, que necesitan una perspectiva a largo plazo de las operaciones.

Los analistas de acciones utilizan pronósticos para extrapolar cómo cambiarán las tendencias, como el PIB o el desempleo, en el próximo trimestre o año. Cuanto más lejos esté el pronóstico, mayor será la probabilidad de que la estimación sea inexacta. Por último, los estadísticos pueden utilizar la previsión para analizar el impacto potencial del cambio en las operaciones comerciales. Por ejemplo, los datos sobre el impacto de la satisfacción del cliente pueden recopilarse cambiando el horario comercial o cambiando la productividad de los empleados en determinadas condiciones laborales.

El pronóstico se ocupa de un problema o conjunto de datos. Los economistas hacen suposiciones sobre la situación analizada que deben establecerse antes de determinar las variables de pronóstico. Según los elementos del conjunto, se selecciona un conjunto de datos apropiado y se utiliza para manipular la información. Se analizan los datos y se establece el pronóstico. Finalmente, se produce un período de verificación en el que el pronóstico se compara con los resultados reales para establecer un modelo más preciso para el pronóstico futuro.

Métodos de pronóstico

Los analistas de acciones utilizan varios métodos de pronóstico para averiguar cómo se moverá el precio de una acción en el futuro. Podrían mirar los ingresos y compararlos con los indicadores económicos. Se anotan los cambios en los datos financieros o estadísticos para determinar la relación entre múltiples variables. Estas relaciones pueden basarse en el paso del tiempo o en la ocurrencia de eventos particulares. Por ejemplo, un pronóstico de ventas puede basarse en un período específico (el evento de los próximos 12 meses) o un evento que ocurrirá (comprar el negocio de un competidor).

Los modelos de pronóstico cualitativo son útiles para desarrollar pronósticos con un alcance limitado. Estos modelos se basan en gran medida en la opinión de expertos y son beneficiosos a corto plazo. Ejemplos de modelos de pronóstico cualitativo incluyen estudios de mercado, sondeos y encuestas que implementan el método Delphi. Los métodos de pronóstico cuantitativo no incluyen opiniones de expertos y utilizan datos estadísticos basados ​​en información cuantitativa. Los modelos de pronóstico cuantitativo incluyen métodos de series de tiempo, descuentos, análisis de indicadores de vanguardia o de deterioro y modelos econométricos.