En este momento estás viendo Propiedad de derecho común

¿Qué es la propiedad de derecho común?

La propiedad de derecho común es un sistema utilizado por la mayoría de los estados para determinar la propiedad de la propiedad adquirida durante el matrimonio. En contraste con el sistema de propiedad comunitaria, el sistema de propiedad de derecho consuetudinario establece que un miembro de una pareja casada adquiere propiedad que pertenece a esa persona a menos que la propiedad esté específicamente nombrada en ambos cónyuges. Este tema se vuelve importante en la gestión patrimonial y patrimonial después de un divorcio o la muerte de un cónyuge.

Conclusiones clave

  • La propiedad de derecho común es un sistema utilizado por la mayoría de los estados para determinar la propiedad de la propiedad, especialmente en casos de divorcio.
  • En un sistema de propiedad de derecho consuetudinario, los activos que pertenecen a un miembro de una pareja casada se consideran pertenecientes a esa persona, a menos que estén incluidos en ambos nombres.
  • La propiedad de derecho consuetudinario está en marcado contraste con un sistema de propiedad comunitaria, que trata los activos adquiridos durante el matrimonio como propiedad de ambos cónyuges.

Comprensión de la propiedad del derecho común

Un ejemplo de cómo funciona un sistema de propiedad de derecho consuetudinario, si una de las partes compra un bote, automóvil u otro vehículo y solo nombra el título, ese vehículo pertenece solo a esa persona. Sin embargo, si esta pareja viviera en un estado que reconociera la propiedad comunitaria, el vehículo automáticamente se convertiría en propiedad de ambos cónyuges en el matrimonio. Solo unos pocos estados reconocen la propiedad comunitaria. Éstos incluyen:

  • Arizona
  • California
  • Idaho
  • Luisiana
  • Nevada
  • Nuevo Mexico
  • Texas
  • Washington
  • Wisconsin

Ya sea que un estado tenga un sistema de derecho común o de propiedad comunitaria, algunos bienes en un divorcio pueden determinarse mediante un acuerdo prenupcial o un acuerdo posdoctoral si la pareja divorciada tiene uno.

La distinción entre el derecho consuetudinario y el derecho de propiedad comunitaria es importante no solo en los casos de divorcio sino también en la gestión patrimonial en curso. Para las personas de alto valor, en particular, un administrador de patrimonio puede ser de gran ayuda para determinar la propiedad adecuada de ciertos activos, en casos de propiedad común o comunitaria. Los administradores patrimoniales también pueden participar en la creación de testamentos y fideicomisos, y en la supervisión del paso del patrimonio de una generación a la siguiente, lo que puede tener un impacto en si los activos en cuestión están controlados por el derecho consuetudinario o el derecho de propiedad comunitaria.

Las reglas de propiedad del derecho consuetudinario pueden aplicarse no solo a activos tangibles, como automóviles, bienes raíces y obras de arte, sino también a activos intangibles, como patentes y marcas comerciales.

Además del ejemplo anterior de vehículos, otros activos físicos que pueden compartirse en base a las reglas de propiedad bajo el derecho consuetudinario incluyen bienes raíces (como primera y segunda vivienda, propiedad de alquiler, terreno y construcción no inmobiliaria). la vida cotidiana, como muelles y casas de botes). También en la lista: objetos de valor como arte, antigüedades y coleccionables.

Los activos físicos como estos son, por supuesto, solo una forma de riqueza. También hay activos intangibles, que incluyen cosas como marcas, patentes, marcas registradas, arrendamientos, programas de computadora, listas de clientes, acuerdos de franquicia, etc. Los activos intangibles están sujetos al derecho consuetudinario o las reglas de propiedad comunitaria, aunque tienden a estar más asociados con empresas y menos con individuos.