En este momento estás viendo Prueba de recorrido

¿Qué es una prueba de recorrido?

La prueba sin cita previa es un procedimiento que se utiliza durante una auditoría del sistema de contabilidad de una entidad para medir su confiabilidad. Una prueba paso a paso rastrea una transacción a través del sistema de contabilidad desde el inicio hasta la disposición final. Sin embargo, los contadores no necesitan caminantes, pero pueden ser fundamentales para abordar las debilidades y los problemas.

Conclusiones clave

  • Las pruebas de caminata son auditorías de los sistemas contables que miden la confiabilidad.
  • Estas pruebas buscan revelar deficiencias y debilidades materiales en los sistemas contables de una empresa.
  • Los auditores analizarán al personal de la empresa y analizarán los documentos creados durante el proceso para identificar las debilidades.
  • El Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA) recomienda las pruebas de caminata anualmente.

Comprensión de las pruebas de recorrido

La prueba sin cita es solo una de las muchas pruebas que realizan los auditores durante su evaluación de los controles contables de una organización y las medidas de gestión de riesgos. La prueba puede revelar deficiencias del sistema y debilidades materiales que la organización debe corregir lo antes posible.

Al realizar una prueba sin cita previa, un auditor estudiará cómo se inicia una transacción y se mueve a través del sistema de contabilidad de una empresa u organización hasta que se completa. Esto incluye identificar cómo se autoriza, registra una transacción (manualmente, por métodos automatizados o ambos) y luego se informa en el libro mayor de libros. El auditor querrá saber cómo se aplican los controles de precisión en cada etapa del proceso y cómo se toman los pasos de seguimiento para mejorar los controles.

Una buena prueba de marcha documentará al personal involucrado en las entradas de transacciones en el sistema de contabilidad. Las listas de verificación y los diagramas de flujo son útiles para realizar pruebas exhaustivas de la marcha. El Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA) recomienda las pruebas de caminata anualmente.

Las pruebas de caminata no son necesariamente un proceso formal, ya que muchas pequeñas empresas realizarán una prueba de caminata sin llevar registros detallados o evaluar los registros contables de la empresa. Es decir, el auditor observará y hará indagaciones sin solicitar documentación detallada ni revisar el papel o rastro en papel de la transacción.

Consideraciones Especiales

Se puede realizar una prueba de marcha haciendo preguntas a los empleados, aunque no se recomienda. Esto sucede porque un empleado no siempre informa lo que sucede en la práctica. La mejor manera de analizarlo es observar a los empleados: cómo procesan las transacciones, etc. Además, analizar el papel y los documentos es otro paso en el análisis del proceso contable de la empresa.

Ejemplo de una prueba de recorrido

Se verá diferente según la empresa y el auditor, pero en general, el proceso debe incluir una evaluación visual de cómo se desempeña el personal al registrar transacciones. Luego, el auditor hablará con cualquiera que maneje la transacción y luego revisará los documentos relacionados con la transacción. Un auditor puede probar los controles contables, si existen.

Al final de la caminata, el auditor describirá las debilidades en la forma en que se manejó la transacción. La idea es que estos puntos débiles se puedan corregir para mejorar el sistema contable de una empresa.