En este momento estás viendo ¿Qué determina el precio de 1 Bitcoin?

Bitcoin es una criptomoneda desarrollada por Satoshi Nakamoto en 2009, el nombre dado al creador (o creadores) desconocido de esta moneda virtual. Las transacciones se registran en una cadena de bloques, que muestra el historial de transacciones de cada unidad y se utiliza para crear propiedad.

Comprar bitcoin es diferente a comprar acciones o bonos porque bitcoin no es una corporación. Como resultado, no hay balances corporativos o Formulario 10-K para revisar. Y a diferencia de invertir en monedas tradicionales, bitcoin no es emitido por un banco central ni respaldado por el gobierno, por lo que la política monetaria, las tasas de inflación y las medidas de crecimiento económico que generalmente afectan el valor de una moneda no se aplican a bitcoin. Por el contrario, los precios de bitcoin están influenciados por los siguientes factores:

  • Oferta de Bitcoin y demanda del mercado
  • El costo de producir bitcoins a través del proceso de minería.
  • Las recompensas emitidas a los mineros de bitcoin por verificar las transacciones de la cadena de bloques.
  • Número de criptomonedas competitivas
  • Los intercambios en los que cotiza
  • Regulaciones que rigen la venta
  • Su gobierno interno

Conclusiones clave

  • Comprar bitcoins es diferente a comprar acciones o bonos porque no es una corporación. Como resultado, no hay balances corporativos o Formulario 10-K para revisar.
  • A diferencia de invertir en monedas tradicionales, bitcoin no es emitido por un banco central ni respaldado por un gobierno, por lo que la política monetaria, las tasas de inflación y las medidas de crecimiento económico que generalmente afectan el valor de una moneda no se aplican a bitcoin.
  • Precios de Bitcoin es influenciado por factores tales como: oferta de bitcoins y demanda del mercado, la cantidad de criptomonedas competidoras y los intercambios en los que se negocia.

Oferta y demanda

Los países sin tipos de cambio fijos pueden controlar parcialmente la cantidad de su moneda en circulación ajustando la tasa de descuento, cambiando los requisitos de reserva o participando en operaciones de mercado abierto. Con estas opciones, un banco central podría influir en el tipo de cambio de la moneda.

El suministro de bitcoins se ve afectado de dos formas diferentes. Primero, el protocolo bitcoin permite la creación de nuevos bitcoins a una tasa fija. Se introducen nuevos bitcoins en el mercado donde los mineros procesan bloques de transacciones y la velocidad a la que se introducen nuevas monedas está diseñada para ralentizarse con el tiempo. Caso en cuestión: el crecimiento se ha desacelerado del 6,9% (2016) al 4,4% (2017) al 4,0% (2018).Esto puede crear situaciones en las que la demanda de bitcoins aumentará a un ritmo más rápido que el aumento de la oferta, lo que puede hacer subir el precio. La desaceleración en el crecimiento de la circulación de bitcoins se debe a la mitad de las recompensas ofrecidas a los mineros de bitcoins y puede considerarse una inflación artificial para el ecosistema de la criptomoneda.

En segundo lugar, el suministro puede verse afectado por la cantidad de bitcoins permitidos por el sistema. Este número tiene un límite de 21 millones, una vez que se alcanza este número, las actividades mineras ya no crearán nuevos bitcoins. Por ejemplo. El suministro de bitcoins alcanzó los 18,1 millones en diciembre de 2019, lo que representa el 86,2% del suministro de bitcoins que finalmente se proporcionará. Una vez que hay 21 millones de bitcoins en circulación, los precios dependen de si se consideran prácticos (fácilmente utilizables en transacciones), legales y bajo demanda, lo que determina la popularidad de otras criptomonedas. El mecanismo de inflación artificial para reducir la mitad de los premios ya no influirá en el precio de la criptomoneda. Sin embargo, de acuerdo con la tasa ajustada actual de recompensas en bloque, no se planea cargar el último bitcoin hasta el año 2140 más o menos.

Competencia

Si bien bitcoin puede ser la criptomoneda más popular, hay cientos de otros tokens que llaman la atención del usuario. Si bien bitcoin sigue siendo la opción dominante para la capitalización de mercado, altcoins que incluyen ether (ETH), XRP, bitcoin cash (BCH), litecoin (LTC) y EOS se encuentran entre sus competidores más cercanos desde enero de 2020.Además, las nuevas ofertas iniciales de monedas (ICO) siempre están en el horizonte, debido a las pequeñas barreras de entrada. La zona concurrida es una buena noticia para los inversores, ya que la competencia generalizada mantiene bajos los precios. Afortunadamente para bitcoin, su alta visibilidad le da una ventaja sobre sus competidores.

Costo de producción

Si bien los bitcoins son virtuales, no obstante son productos producidos y tienen un costo real de producción, y el consumo de electricidad ha sido durante mucho tiempo el factor más importante. La llamada «minería» de Bitcoin se basa en un complejo problema matemático criptográfico en el que todos los mineros compiten por una solución: el primero es recompensado con una cadena de bloques de bitcoins recién extraída y cualquier tarifa de transacción acumulada desde que se adquirió el último bloque. Lo que es único sobre la producción de bitcoins es que, a diferencia de otros artículos de producción, el algoritmo de bitcoins solo permite recuperar un bloque de bitcoins, en promedio, una vez cada diez minutos. Esto significa que cuantos más productores (mineros) participen en la competencia no tendrá el efecto de resolver el problema matemático pero hará más difícil – y por lo tanto más costoso – resolver el intervalo, conserve esos diez minutos.

Ha sido demostrado por la investigación. de hecho, el precio de mercado de bitcoin está estrechamente relacionado con su costo marginal de producción.

Disponibilidad en cambios de moneda

Así como los inversores en acciones negocian acciones sobre índices como NYSE, Nasdaq y FTSE, los inversores en criptomonedas intercambian criptomonedas a través de Coinbase, GDAX y otras bolsas. Al igual que los intercambios de divisas tradicionales, estas plataformas permiten a los inversores intercambiar pares de divisas / criptomonedas (por ejemplo, BTC / USD o bitcoin / dólares estadounidenses).

Cuanto más popular sea un intercambio, más fácil será atraer a más participantes para crear un efecto de red. Aprovechando su impacto en el mercado, puede establecer reglas que regulen la incorporación de otras monedas. Por ejemplo, se ha publicado el marco para un Acuerdo de señalización futura simple (SAFT). tratar de definir cómo las ICO podrían cumplir con las regulaciones de valores. La presencia de Bitcoin en estos intercambios sugiere un nivel de cumplimiento normativo, independientemente del área legal gris en la que operan las criptomonedas.

Regulaciones y asuntos legales

Debido al rápido aumento de la popularidad de bitcoin y otras criptomonedas, los reguladores han debatido cómo clasificar dichos activos digitales. Mientras que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) clasifica las criptomonedas como valores, la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE. UU. (CFTC) considera que el bitcoin es un producto básico. Esta confusión para el regulador ha creado las reglas para la incertidumbre de las criptomonedas, a pesar de las crecientes capitalizaciones de mercado. Además, el mercado ha visto el despliegue de muchos productos financieros que utilizan bitcoin como activo subyacente, como fondos cotizados en bolsa (ETF), futuros y otros derivados.

Esto puede afectar los precios de dos formas. En primer lugar, proporciona acceso a bitcoins para inversores que no pueden permitirse comprar bitcoins, lo que aumenta la demanda. En segundo lugar, puede reducir la volatilidad de los precios al permitir que los inversores institucionales que crean que los futuros de bitcoin están sobrevalorados o infravalorados utilicen sus recursos sustanciales para hacer promesas de que el precio de bitcoin se moverá en la dirección opuesta.

Horquillas y estabilidad de la gobernanza

Debido a que bitcoin no está controlado por una autoridad central, depende de los desarrolladores y mineros para procesar las transacciones y mantener segura la cadena de bloques. Los cambios en el software impulsados ​​por el consenso son frustrantes para la comunidad bitcoin, ya que generalmente lleva mucho tiempo resolver los problemas fundamentales.

La cuestión de la escalabilidad fue un problema particular. La cantidad de transacciones que se pueden procesar depende del tamaño de los bloques, y actualmente el software bitcoin solo es capaz de procesar aproximadamente tres transacciones por segundo. Si bien esto no era motivo de preocupación cuando había poca demanda de criptomonedas, a muchas personas les preocupa que las bajas velocidades de transacción desvíen a los inversores hacia criptomonedas competitivas.

La comunidad está dividida sobre la mejor manera de aumentar el número de transacciones. Los cambios en las reglas que rigen el uso de software básico se denominan «bifurcaciones». Las «bifurcaciones blandas» se relacionan con cambios en las reglas que no dan como resultado la creación de una nueva criptomoneda, mientras que los cambios de software de «bifurcaciones duras» dan como resultado nuevas criptomonedas. Las bifurcaciones duras de bitcoin anteriores incluían bitcoin cash y bitcoin gold.

¿Debería invertir en Bitcoin?

Muchos de ellos comparan la rápida apreciación de bitcoin y otras criptomonedas con la burbuja especulativa creada por Tulipmania en los Países Bajos en el siglo XVII. Si bien es extremadamente importante que los reguladores protejan a los inversores, es probable que pasen años antes de que se sienta realmente el impacto global de las criptomonedas.