En este momento estás viendo ¿Qué empresas utilizan la partición?

La segmentación del mercado es la práctica de dividir a los consumidores en grupos basados ​​en necesidades, deseos y preferencias compartidas. Con estas categorías, una empresa puede ajustar sus líneas de productos y técnicas de marketing para atraer más eficazmente a cada grupo al abordar sus necesidades específicas. Esta estrategia se llama marketing dirigido. Por el contrario, el supermarketing ocurre cuando una empresa utiliza una campaña de publicidad y marketing para vender el mismo producto a todos.

La segmentación del mercado permite a las empresas adaptar el desarrollo de sus productos y la publicidad a los datos demográficos clave para satisfacer sus necesidades específicas de manera más eficaz.

¿Qué empresas utilizan la partición?

Muchos tipos de empresas utilizan la segmentación del mercado para optimizar su potencial de ventas con una amplia gama de consumidores, que incluyen:

  • Fabricantes de productos para el cuidado de la piel, el cabello y la belleza
  • Compañías de automóviles
  • Proveedores de ropa y vestuario
  • Bancos y otras instituciones financieras
  • Redes de televisión y medios de comunicación

Las empresas suelen segmentar el mercado en función de los datos demográficos clave, como la edad, el sexo, el nivel de ingresos o el estado civil. Pero también utilizan categorías definidas con mayor precisión para dirigirse a grupos específicos. Por ejemplo, la cadena de supermercados de alta gama de Whole Foods (ahora propiedad de Amazon) se dirige a los residentes de la ciudad de altos ingresos, capacitados, conscientes de la salud o conscientes de la salud ecológica.

Para la estrategia de marketing, la segmentación dentro de una audiencia o archivo de cliente también se puede realizar identificando las plataformas en las que reside una audiencia en particular. Las empresas de marketing específicas como Hubspot permiten a las empresas segmentar su audiencia y enviar diferentes versiones de correos electrónicos a subconjuntos específicos de clientes en función de su edad o preferencias.

Productos de marketing para diferentes grupos de clientes

Un grupo de empresas que hace un uso extensivo del segmento de mercado son los fabricantes de productos para el cuidado del cabello, la belleza y otros productos para el cuidado del cabello. Por ejemplo, las maquinillas de afeitar comercializadas para hombres y mujeres son esencialmente las mismas, pero tienen envases y mensajes publicitarios muy diferentes. Este es un ejemplo perfecto de segmentación del mercado. Con base en la investigación, las empresas idean diferentes formas de vender productos a hombres y mujeres utilizando estereotipos de género normativos en torno a la masculinidad y la modestia.

Entra en cualquier farmacia y notarás rápidamente que los productos para el cuidado de la piel, el cuidado del cabello y el aseo de las mujeres están empaquetados en colores suaves y suaves. A menudo, el empaque es de color rosa. Los mensajes que se utilizan a menudo se refieren a la frescura, la suavidad o un estilo de vida gay. Las mujeres que aparecen en el empaque tienden a reír o sonreír juguetonamente, lo que refleja la belleza natural a la que aspiran muchas mujeres.

Por el contrario, los envases de los productos masculinos se componen principalmente de negros, grises, rojos y naranjas. Los mensajes se centran en la resistencia, la durabilidad y la robustez. Si se incluye una foto, el material suele estar cerca de un modelo que consiste en granito con rastrojo, luciendo independiente y vibrante.

También puede notar la diferencia de precio entre los productos masculinos y femeninos. La teoría de la segmentación del mercado no se trata solo de cómo vender productos, sino también de cuán valiosos son esos productos para los diferentes grupos. En general, las mujeres están dispuestas a gastar más en productos de cuidado personal debido a que en la sociedad actual se concede una mayor importancia a la belleza femenina. Conscientes de esto, las empresas apuestan por un dólar o dos más con productos dirigidos a las mujeres.

Las empresas a menudo quieren tener mucho cuidado de no cobrar a un grupo tarifas más altas que a otro en función de la raza, la religión, la etnia o el género. Dado que cualquiera puede comprar el producto más barato orientado a los hombres en lugar del producto rosa más caro, las mujeres pagan más por elegir el rosa sobre el negro, no por ser mujeres. Esta discriminación sutil permite a las empresas evitar las acusaciones de discriminación de precios sin comprometer los resultados finales.