fbpx
Ciencias económicas/ Microeconomics

¿Qué tipos de materiales engloban la microeconomía?

La microeconomía es el estudio de la acción y la interacción humanas. Los usos más comunes de la microeconomía se refieren a personas y empresas que comercian entre sí, pero sus métodos y conocimientos se pueden aplicar a casi todos los aspectos de la actividad objetiva. En última instancia, la microeconomía se trata de opciones e incentivos humanos.

La mayoría de las personas conocen la microeconomía mediante el estudio de los recursos escasos, los precios monetarios y la oferta y demanda de bienes y servicios. Por ejemplo, la microeconomía se utiliza para explicar por qué el precio de una mercancía tiende a subir cuando la oferta cae y todo lo demás se iguala. Estos conocimientos tienen implicaciones obvias para los consumidores, productores, empresas y gobiernos.

Muchos sitios académicos se ocupan de la microeconomía de una manera estrecha, basada en modelos y cantidades. Las curvas tradicionales de oferta y demanda grafican la cantidad de un producto en el mercado frente a su precio. Estos modelos intentan aislar variables individuales y determinar al menos relaciones causales o correlacionales fuertes. Los economistas no están de acuerdo sobre la efectividad de estos modelos, pero se utilizan ampliamente como buenos dispositivos heurísticos.

Sin embargo, los supuestos subyacentes sobre la microeconomía como ciencia no se basan en modelos ni en valores cuantitativos. Más bien, la microeconomía sostiene que los actores humanos son racionales y usan recursos escasos para lograr propósitos funcionales. La interacción dinámica entre escasez y elección ayuda a los economistas a descubrir qué valora la gente. El intercambio, la demanda, los precios, las ganancias, las pérdidas y la competencia surgen cuando las personas se combinan voluntariamente para lograr sus objetivos individuales. En este sentido, la microeconomía se considera mejor como una rama de la lógica deductiva; los modelos y las curvas son solo una ilustración de estas percepciones deductivas.

La microeconomía a menudo contrasta con la macroeconomía. En este contexto, la microeconomía se centra en los actores individuales, las pequeñas unidades económicas y las consecuencias directas de la elección humana racional. La macroeconomía normalmente estudia las grandes unidades económicas y los efectos indirectos de las tasas de interés, el empleo, la influencia del gobierno y la inflación monetaria.