fbpx
Trading/ Comercio de opciones y derivados

Red de intercambio

¿Qué es una red de intercambio?

Una red de swap es una línea de crédito recíproca establecida entre dos o más bancos centrales. El propósito de una red de swap es permitir que los bancos centrales intercambien divisas entre sí para mantener un mercado de divisas líquido estable.

Las redes de intercambio se conocen como «líneas de intercambio de divisas» o «acuerdos monetarios recíprocos temporales».

Conclusiones clave

  • Las redes de swap establecidas entre los bancos centrales son la liquidez crediticia y las facilidades cambiarias.
  • Estas líneas de swap son una herramienta importante para reducir y gestionar los riesgos financieros, ya que permiten a los bancos centrales aumentar la liquidez en los sectores bancario nacional e internacional.
  • Durante la crisis financiera de 2007-2008, la Reserva Federal de EE. UU. Estableció grandes instalaciones de redes de intercambio con otros bancos centrales de todo el mundo.

Comprensión de las redes de intercambio

El propósito de una red de swap es mantener la liquidez en monedas extranjeras y nacionales para que los bancos comerciales puedan mantener sus requisitos de reserva obligatorios. Al prestarse unos a otros y subastar los fondos prestados a los bancos privados, los bancos centrales pueden influir en la oferta de divisas y ayudar así a reducir la tasa de interés que cobran los bancos en los préstamos. Esta tasa de interés se llama tasa interbancaria.

Las redes de swap pueden desempeñar un papel vital en el mantenimiento de la estabilidad del mercado financiero cuando la liquidez está bajo presión, como en medio de una crisis crediticia. La red de canjes puede ayudar a aumentar el acceso de los bancos a una financiación asequible, que puede traspasarse a las empresas de toda la economía en forma de préstamos bancarios. Por esta razón, a los bancos centrales a veces se les llama «prestamistas de última instancia».

En los Estados Unidos, la Reserva Federal opera redes de intercambio bajo la autoridad que le otorga la Sección 14 de la Ley de la Reserva Federal. Al hacerlo, la Reserva Federal debe cumplir con las autorizaciones, políticas y procedimientos establecidos por el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC).

Durante la crisis financiera de 2007-2008, los bancos centrales hicieron un amplio uso de los acuerdos de redes de swap en todo el mundo. En ese momento, los bancos centrales de todo el mundo estaban interesados ​​en mejorar las condiciones de liquidez en el mercado de divisas y entre los bancos nacionales.

Un ejemplo del mundo real de una red de intercambio

En septiembre de 2008, en el apogeo de la crisis financiera, la Reserva Federal autorizó un aumento de $ 180 mil millones en su red de swap, aumentando así sus líneas de crédito con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra y Japón. Los bancos centrales de todo el mundo han trabajado en estrecha colaboración para ayudar a evitar que la crisis tome el control.

Más recientemente, el Banco Central Europeo (BCE) acordó en octubre de 2013 establecer una red de intercambio con el Banco Popular de China (PBOC). Bajo este acuerdo, el BCE extendió un euro por valor de aproximadamente $ 50 mil millones al PBOC, y el PBOC extendió la misma cantidad al BCE en su propia moneda, el yuan.

Si bien las redes de intercambio brindan a los bancos centrales la capacidad de intercambiar monedas entre sí a pedido, esto no significa que lo harán. En cambio, la red de swap proporciona una fuente de liquidez en caso de emergencia, lo que reduce la ansiedad entre los bancos y otros participantes del mercado. Para la red de swap BCE-PBOC, el acuerdo reduce el riesgo de que los bancos de la zona del euro con presencia internacional operen en yuanes; y viceversa para los bancos chinos que operan en la zona del euro. De esta forma, el establecimiento de una red de swap es en parte una forma de impulsar la confianza de los inversores.