En este momento estás viendo Refinanciamiento Corporativo

¿Qué es la refinanciación corporativa?

El refinanciamiento corporativo es el proceso mediante el cual una empresa reorganiza sus obligaciones financieras reemplazando o reestructurando las deudas existentes. El refinanciamiento corporativo se realiza a menudo para mejorar la posición financiera de una empresa. Al refinanciar, una empresa puede obtener tasas de interés más favorables, mejorar su calidad crediticia y obtener opciones de financiamiento más favorables. También se puede hacer cuando una empresa está en apuros con la ayuda de la reestructuración de la deuda.

El refinanciamiento corporativo generalmente resulta en pagos de intereses mensuales reducidos, términos de préstamo más favorables, riesgo reducido y acceso a más efectivo para operaciones e inversión de capital.

Entender la refinanciación corporativa

Una de las principales razones para la refinanciación empresarial es la tasa de interés vigente. Las empresas pueden ahorrar significativamente refinanciando la deuda existente con deuda a una tasa de interés más baja. Tal movimiento puede liberar efectivo para operaciones e inversiones adicionales que, en última instancia, contribuirán al crecimiento.

Conclusiones clave

  • El refinanciamiento corporativo es un proceso mediante el cual una empresa puede reorganizar sus obligaciones financieras reemplazando o reestructurando las deudas existentes.
  • Algunos de los objetivos del refinanciamiento corporativo son reducir los pagos de intereses mensuales, obtener condiciones crediticias más favorables, reducir el riesgo y acceder a más dinero.
  • El refinanciamiento corporativo generalmente implica costos significativos.

Cuando una empresa emite nueva deuda para pagar la deuda existente, es más probable que reduzca sus pagos de cupones, lo que refleja la tasa de interés y la calificación crediticia del mercado actual de la empresa. El refinanciamiento corporativo generalmente da como resultado una mejora en su flexibilidad operativa, más tiempo y recursos financieros para completar una estrategia comercial y una posición financiera general más favorable. Una forma en que una empresa puede lograr esto es llamar a sus bonos canjeables o rescatables y luego volver a emitirlos a una tasa de interés más baja.

Otro factor que puede influir en el momento del refinanciamiento corporativo es si una empresa espera recibir entradas de efectivo de un cliente u otra fuente. Las entradas significativas pueden mejorar la calificación crediticia de una empresa y reducir el costo de emisión de deuda (cuanto mejor sea la solvencia crediticia, menor será el cupón que deben pagar). Las empresas en dificultades financieras pueden refinanciar como parte de la renegociación de los términos de sus obligaciones de deuda.

Una estrategia de refinanciamiento empresarial menos común es extinguir una parte libre de deuda de una empresa y financiar esa subsidiaria. Luego, la subsidiaria se utiliza para comprar partes de la matriz como descuento. Esta estrategia puede desanimar a los posibles destinatarios.

Las empresas también pueden emitir acciones para pagar deudas. Esta podría ser una buena estrategia si las acciones cotizan cerca de máximos de tiempo completo y la emisión de deuda sería relativamente cara debido a una calificación crediticia débil de la empresa o las altas tasas de interés prevalecientes. El efecto de vender acciones para reducir la deuda es mejorar la relación deuda / crédito de una empresa, lo que mejora sus perspectivas de financiación futura.

Consideraciones Especiales

Ya sea que una empresa sea grande o pequeña, existen costos significativos involucrados en el proceso de refinanciamiento. Las grandes empresas que pueden emitir deuda y acciones necesitan la ayuda de un equipo de banqueros y abogados para completar un proceso de financiamiento exitoso. Para las pequeñas empresas, existen tarifas bancarias y de títulos, y pagos a banqueros, asesores y abogados por diversos servicios.