En este momento estás viendo Satisfacción

¿Qué es la satisfacción?

La reparación es una estrategia de toma de decisiones que tiene como objetivo lograr un resultado satisfactorio o adecuado, más que la mejor solución. En lugar de hacer el mayor esfuerzo para lograr el resultado ideal, la satisfacción se centra en el esfuerzo pragmático para abordar las tareas. Esto se debe a que tratar de encontrar la mejor solución puede generar un gasto innecesario de tiempo, energía y recursos.

La estrategia satisfactoria puede incluir adoptar un enfoque minimalista para lograr la primera resolución alcanzable que cumpla con los resultados básicos aceptables. La satisfacción reduce el alcance de las opciones que se espera que logren estos resultados, dejando de lado las opciones que requerirían esfuerzos más intensos, complejos o imposibles para lograr los mejores resultados.

Conclusiones clave

  • La satisfacción es un proceso de toma de decisiones que se esfuerza por obtener resultados adecuados en lugar de perfectos.
  • La satisfacción pretende ser pragmática y ahorrar costes o gastos.
  • El término «satisfacción» fue acuñado por el científico estadounidense y premio Herbert Simon Noble en 1956.
  • Los clientes a menudo eligen un producto que es lo suficientemente bueno, en lugar de perfecto, y eso es un ejemplo de satisfacción.
  • La satisfacción está limitada por una definición inadecuada de un resultado adecuado o aceptable.

Entender la satisfacción

La teoría de la satisfacción se explica con ética cognitiva, ciencias del comportamiento y neurociencia. Su aplicación se encuentra en una serie de áreas, incluidas la economía, la inteligencia artificial y la sociología. La satisfacción implica que un consumidor, cuando hay muchas opciones para una necesidad particular, elegirá un producto o servicio que sea «suficientemente bueno» en lugar de gastar esfuerzos y recursos en encontrar la mejor o la mejor opción.

Si un consumidor demandara una herramienta para procesar y resolver un problema, bajo una estrategia satisfactoria buscaría el equipo más simple y accesible, independientemente de la disponibilidad de opciones más rentables y de más tiempo. Por ejemplo, la satisfacción puede incluir el uso de un solo título de software en lugar de adquirir un conjunto completo de software que incluye funciones complementarias.

Consideraciones Especiales

Las organizaciones que adoptan la satisfacción como estrategia pueden buscar cumplir con las expectativas mínimas de ingresos y ganancias establecidas por la junta directiva y otros accionistas. Esto contrasta con tratar de maximizar las ganancias a través de esfuerzos concertados que exigen más el desempeño de la organización en los departamentos de ventas, marketing y otros.

Al perseguir metas que sean más alcanzables, el esfuerzo realizado puede igualar los resultados finales. Esta estrategia también podría implementarse si el liderazgo de una empresa opta por hacer solo un esfuerzo nominal hacia un objetivo a fin de priorizar los recursos para lograr las mejores soluciones para otro objetivo. Por ejemplo, reducir la cantidad de personal en un lugar de trabajo terciario a niveles operativos mínimos podría reasignar personal a las divisiones y otros proyectos que requieren una mano de obra más sustancial para maximizar los resultados.

La satisfacción está limitada por el hecho de que no se ha determinado la definición de lo que constituye un resultado satisfactorio, y no es universalmente claro que tal resultado sea diferente de lograr el mejor resultado.