En este momento estás viendo Sector de bienes de consumo

¿Qué es el sector de bienes de consumo?

El sector de bienes de consumo es una categoría de acciones y empresas relacionadas con artículos comprados por individuos y hogares más que con fabricantes e industrias. Estas empresas fabrican y venden productos destinados al uso directo de los compradores para su propio uso y disfrute. Este sector incluye empresas involucradas en la producción de alimentos, envases, ropa, bebidas, automóviles y electrónica.

Conclusiones clave

  • El sector de bienes de consumo está formado por empresas que fabrican y venden productos para uso del consumidor.
  • El marketing, la publicidad y la diferenciación de marca son consideraciones clave para la estrategia empresarial en este sector.
  • Las tendencias tecnológicas son una fuerza poderosa en todos los aspectos del sector de bienes de consumo.

Comprensión del sector de bienes de consumo

Los bienes de consumo se pueden clasificar en términos generales como bienes duraderos o intangibles, y todo el sector de bienes de consumo se puede desglosar en muchas industrias diferentes. Si bien se necesitan algunos tipos de productos, como los alimentos, otros tipos, como los automóviles, se consideran artículos de lujo. En general, a medida que la economía crece, la demanda de los consumidores crecerá y el sector verá una mayor demanda de productos finales más altos. A medida que disminuye la demanda de los consumidores, aumenta la demanda relativa de productos con valor agregado.

Muchas empresas del sector de bienes de consumo dependen en gran medida de la publicidad y la diferenciación de marca. El desempeño en el sector de bienes de consumo depende en gran medida del comportamiento del consumidor. Desarrollar nuevos sabores, modas y estilos y comercializarlos entre los consumidores es una prioridad.

La tecnología moderna de Internet ha tenido un impacto enorme y duradero en el sector de bienes de consumo. Las formas en que los productos se fabrican, distribuyen, comercializan y venden se han desarrollado significativamente en las últimas décadas.

Subsectores

El sector de bienes de consumo abarca una amplia gama de industrias diferentes. Todo lo que los consumidores compran y usan puede caer en esta categoría, por lo que puede ser importante comprender cómo sus diferentes características pueden afectar el desempeño de la industria. En general, este sector se puede dividir en bienes duraderos e intangibles. Muchos bienes intangibles, empaquetados con un alto volumen de ventas, una rápida rotación de inventario y, a menudo, una vida útil corta, pueden considerarse bienes de consumo de rápido movimiento, como los alimentos. Los bienes duraderos incluyen muchos bienes de consumo con un precio elevado, como automóviles, electrodomésticos y aparatos electrónicos domésticos.

Marketing y Branding

El marketing, la publicidad y la diferenciación de marca son consideraciones clave para las empresas del sector de bienes de consumo. Muchas empresas del sector de bienes de consumo se enfrentan a una gama de competencia cercana, sustitutos y competidores potenciales. El precio y la calidad suelen ser muy competitivos, por lo que la identificación y diferenciación de la marca son fundamentales para el desempeño de las empresas del sector de bienes de consumo.

Tecnología

Los avances tecnológicos están en el corazón de las tendencias de la industria en el sector de bienes de consumo. Los avances tecnológicos han transformado las cadenas de suministro, el marketing y los propios productos de este sector. Las cadenas de suministro continuas e interconectadas están impulsando la eficiencia operativa. Mediante el uso de nuevas tecnologías, muchas empresas del sector de bienes de consumo interactúan con los consumidores de formas más directas e innovadoras. Los consumidores investigan, compran e interactúan con las marcas de forma digital, y las empresas de este sector deben incorporar esto en sus estrategias. La participación del consumidor en las marcas se ha movido más que comprar y consumir los productos, con comentarios continuos de los consumidores y acceso a los datos del consumidor bajo demanda en tiempo real. La conectividad y la interoperabilidad de los productos de consumo son puntos de venta clave para las empresas de este sector.