En este momento estás viendo Significado legal de agente

¿Qué es un agente?

Un agente, en terminología legal, es una persona que tiene el poder legal para actuar en nombre de otra persona o entidad. Se puede contratar a un agente para representar a un cliente en negociaciones y otros tratos con terceros. El agente puede tener autoridad para tomar decisiones.

Dos tipos de co-agentes son dos abogados, que representan a sus clientes en asuntos legales, y corredores de bolsa, que contratan inversores para que tomen decisiones de inversión por ellos.

La persona representada por el agente en estos casos se denomina principal. Para las finanzas, se refiere a una relación de confianza, en la que un agente está autorizado para realizar transacciones en nombre del cliente.

Tipos de agentes

Legalmente, hay tres clases de agentes:

  • Agentes universales tienen un mandato amplio para actuar en nombre de sus clientes. A estos agentes a menudo se les otorgó un poder notarial para un cliente, lo que les otorgó una autoridad considerable para representar a un cliente en procedimientos legales. También pueden estar autorizados para realizar transacciones financieras en nombre de sus clientes.
  • Agentes generales contratados para representar a sus clientes en tipos específicos de transacciones o eventos durante un período determinado. Tienen amplia autoridad para actuar, pero en un área limitada. Un agente de talentos para un actor entraría en esta categoría.
  • Agentes especiales autorizado para realizar una sola transacción o una serie de transacciones dentro de un tiempo limitado. Este es el tipo de agente que la gente usa de vez en cuando. Un agente de bienes raíces, un agente de valores, un agente de seguros y un agente de viajes son agentes especiales.

Las personas contratan agentes para que realicen tareas para las que no tienen el tiempo o la experiencia para realizarlas. Los inversores contratan a corredores de bolsa para que actúen como hombres clave entre ellos y el mercado de valores. Los atletas y actores contratan agentes para negociar contratos en su nombre, ya que los agentes suelen estar más informados de las normas de la industria y tienen una mejor idea de cómo localizar a sus clientes. Los posibles propietarios suelen utilizar agentes como intermediarios, confiando en las mayores habilidades del profesional negociador.

Las empresas a menudo emplean agentes para que las representen en una empresa o negociación en particular, confiando en las habilidades avanzadas, los contactos o los conocimientos previos de los agentes para llevar a cabo las transacciones.

Consideraciones Especiales

La agencia también existe por necesidad, donde se designa a un agente para que actúe en nombre de un cliente que no puede tomar una decisión física o mentalmente. Esta no siempre es una situación incapacitante. Los dueños de negocios, por ejemplo, pueden nombrar agentes para manejar problemas inesperados que ocurren cuando están ausentes.

Conclusiones clave

  • Un agente está autorizado para actuar en nombre de otra persona.
  • Las personas contratan agentes para que realicen tareas para las que no tienen el tiempo o la experiencia para realizarlas.
  • Un agente universal tiene amplia autoridad para actuar en nombre de otro, pero un agente general o un agente especial tiene poderes más limitados y específicos.