En este momento estás viendo Swap de bonos

¿Qué es un intercambio de bonos?

Un canje de bonos consiste en vender un instrumento de deuda y usar los ingresos para comprar otro instrumento de deuda. Los inversores realizan swaps de bonos con el objetivo de mejorar su posición financiera dentro de una cartera de renta fija.

Por ejemplo, un intercambio de bonos puede reducir la obligación tributaria de un inversionista, brindarle a un inversionista un rendimiento más alto, cambiar la longitud de la cartera o ayudar a un inversionista a diversificar su cartera para reducir el riesgo.

Conclusiones clave

  • Los canjes de bonos ocurren cuando el producto de la venta de un instrumento de deuda se utiliza para comprar posteriormente otro instrumento de deuda.
  • Los canjes de bonos se pueden utilizar para obtener beneficios fiscales, conocidos como canjes de impuestos; u otro uso para aprovechar las condiciones cambiantes del mercado.
  • Los canjes de bonos también podrían utilizarse para acortar o ampliar los vencimientos o la duración de los bonos o para mejorar la calidad crediticia de una cartera de renta fija.
  • Los inversores deben tener cuidado de evitar ventas de lavado durante este tipo de transacciones.

Cómo funcionan los intercambios de bonos

Cuando un inversor intercambia bonos, simplemente tiene otro bono en su cartera con otro bono utilizando los ingresos de la venta del bono más largo. Hay una serie de razones por las que un inversor intercambiará bonos, y una de ellas es la obtención de beneficios fiscales. Para hacer esto, un tenedor de bonos intercambiará bonos cerca del final del año asumiendo una pérdida en la venta de un bono de depreciación y usando esa pérdida para compensar las ganancias de capital en sus declaraciones de impuestos. Esta estrategia de canje de bonos se denomina canje de impuestos.

Un inversionista puede reducir su obligación tributaria cancelando las pérdidas del bono que vendió, siempre y cuando no compre un bono que sea casi igual 30 días antes o después de la transacción. A esto se le llama la regla de ventas de lavado.Las ventas de lavado generalmente se pueden evitar asegurándose de que dos de las siguientes tres características del bono sean diferentes: emisor, cupón y vencimiento.

Consideraciones Especiales

Un inversor también puede intercambiar bonos para aprovechar las condiciones cambiantes del mercado. Existe una relación inversa entre las tasas de interés y el precio de los bonos. Si las tasas de interés en los mercados caen, el valor del bono del inversionista aumentará y puede negociarse con una prima. El titular de la tarjeta puede obtener una ganancia de capital vendiendo este bono con una prima y transfiriendo los ingresos a otra emisión adecuada con un rendimiento similar a un precio más cercano a la par.

Si las tasas de interés en la economía están subiendo, el valor de un bono de inversionista se moverá en la dirección opuesta. Para aprovechar las tasas más altas, un inversor podría vender sus bonos pagados con cupón más bajo y comprar un bono al mismo tiempo con una tasa de cupón que coincida con las tasas de interés más altas en los mercados. En este caso, el bono que se mantiene en la cartera puede venderse con pérdidas, ya que su valor puede ser más bajo que el precio de compra original, pero el inversor puede obtener un mejor rendimiento con el bono recién comprado. Además, un bono con un pago de intereses más alto aumenta el rendimiento y los ingresos por intereses anuales del inversor.

Si se espera que las tasas de interés aumenten, un inversionista puede cambiar su bono por un bono con vencimiento a corto plazo, ya que los bonos a corto plazo son menos sensibles a los cambios en las tasas de interés y deberían fluctuar menos en valor. Esta estrategia se analiza con más detalle a continuación.

Otros tipos de swaps de bonos

Cambio en los términos de vencimiento

También se realizan permutas de bonos para acortar o extender los vencimientos de los valores de bonos. Este tipo de canje de bonos se denomina canje de vencimiento. En este caso, un inversor que tenga un bono con un año restante para el vencimiento puede canjearlo por un bono al que le quedan cinco años para vencer. Si se espera que las tasas de interés bajen, los inversores tienden a extender la duración o el vencimiento de sus tenencias porque los bonos con mayor duración y vencimientos más largos son más sensibles a los cambios en las tasas de interés.

Por lo tanto, se espera que los bonos a largo plazo aumenten más que los bonos a corto plazo cuando bajan las tasas de interés. Además, si se vende un bono a corto plazo y se compra un bono a más largo plazo, se obtiene un mayor rendimiento o ingresos a medida que el inversor avanza a lo largo de la curva de rendimiento. Por el contrario, si un bono a más largo plazo se vende y se cambia por un vencimiento a corto plazo, la sensibilidad al precio disminuye si aumentan las tasas de interés.

Swap de calidad crediticia

El intercambio de bonos para mejorar la calidad es cuando un inversionista vende un bono con una calificación crediticia más baja a uno similar con una calificación crediticia más alta. Los intercambios de calidad son particularmente atractivos para los inversores preocupados por la posible recesión dentro de un sector de mercado en particular o la economía en su conjunto, ya que podría afectar negativamente a las tenencias de bonos con calificaciones crediticias más bajas.

Puede ser una forma relativamente fácil de ganar confianza en que, a cambio de un bono de tasa más alta, por ejemplo, de bonos Baa, los inversores tendrán una mayor probabilidad de pagar los bonos, a cambio de un rendimiento menor. A la banda Aa.