En este momento estás viendo Tarifas de la agencia de empleo

¿Qué son las tarifas de las agencias de empleo?

El término tarifa de agencia de empleo se refiere a una tarifa pagada por una empresa a una agencia de empleo cuando asigna exitosamente un empleado adecuado a ese empleador. Las tarifas suelen variar mucho de una agencia a otra, ya que quedan a discreción de la agencia. Hay dos tipos de tarifas de las agencias de empleo: tarifas pagadas por un empleador y tarifas pagadas por un solicitante.

Conclusiones clave

  • Una empresa paga los honorarios de la agencia de empleo a una agencia de empleo cuando asigna con éxito un empleado adecuado a ese empleador.
  • Con las tarifas pagadas por un empleador, el empleador paga la tarifa a la agencia, por lo que el empleado no paga nada.
  • Las tarifas pagadas por los solicitantes son menos comunes y generalmente se reclaman como parte del salario por hora de un trabajador durante la vigencia del contrato.

Comprensión de las tarifas de las agencias de empleo

Las empresas que emplean trabajadores pueden hacerlo de varias formas, ya sea directamente a través de anuncios publicitarios a través de sus propios departamentos de recursos humanos (RR.HH.) o a través de agencias de empleo. Las agencias son organizaciones que hacen el trabajo heredado para los empleadores. Publican trabajos, encuentran empleadores y emparejan empleados temporales y contratados.

Las agencias de empleo pueden cobrar honorarios de cualquier empleador, ya sean organizaciones públicas o empresas privadas. Las diferentes agencias de empleo pueden tener diferentes métodos para negociar y cobrar tarifas. Con las tarifas de las agencias de empleo (también conocidas como tarifas de las agencias de colocación), cómo y cuánto puede cobrar una agencia a menudo depende de una variedad de factores, incluida la dificultad de la colocación, la industria, el puesto, las condiciones del mercado y muchos otros factores. . Los honorarios suelen depender de que ambas partes, empleador y empleado, lleguen a un acuerdo sobre un contrato de trabajo o condiciones de empleo.

Los honorarios de las agencias de empleo suelen depender del empleado que se contrate.

Los cazatalentos son un tipo de servicio de contratación. Las grandes empresas emplean a estas empresas para encontrar talento, especialmente aquellas que pertenecen a una categoría en particular. Debido a que la mayoría de los cazatalentos trabajan directamente con los ejecutivos, también se les llama reclutadores ejecutivos. Por lo general, sus honorarios solo se pagan cuando el candidato está empleado y está empleado.

Tipos de tarifas de las agencias de empleo

Como se mencionó anteriormente, hay dos tipos de tarifas de las agencias de empleo: tarifas pagadas por un empleador y tarifas pagadas por un solicitante.

Tarifas pagadas por el empleador

Bajo la tarifa pagada por un empleador, el empleador asume la responsabilidad total de la tarifa con la agencia, por lo que el empleado no paga nada. Este es el tipo de arreglo de tarifas más común y es el preferido por las agencias de empleo. Es posible que el empleado ni siquiera se dé cuenta de que se adjunta una tarifa a su colocación laboral, porque la empresa contratante puede tener en cuenta los costos de contratación al contabilizar la compensación por un puesto.

Como se mencionó anteriormente, a los cazatalentos se les paga por sus servicios tan pronto como se contrata a un empleado. Sus honorarios oscilan entre el 20% y el 30% del salario del primer año del nuevo empleado. La empresa contratante paga esto directamente a la agencia en lugar de al empleado.

Con la proliferación de empresas de telecomunicaciones y TI, existe un tipo diferente de arreglo de tarifas pagadas por el empleador. Algunas agencias de empleo son empleadores y una empresa de alquiler puede contratarles los servicios de esos empleados. La empresa paga una tarifa mensual a la agencia de empleo para los empleados en lugar del empleado. Los empleados proporcionados por la agencia de empleo son empleados de la agencia y no de la empresa.

Cuotas pagadas por el solicitante

Este arreglo, también conocido como la tarifa que paga un empleado, le cobra a la agencia solicitante tarifas por encontrar el servicio del empleador. Esto generalmente involucra a una agencia de empleo, que actúa como una agencia de personal, reclamando una parte del salario por hora de un trabajador durante la vigencia del contrato.

Por ejemplo, si a un trabajador se le ofrece un contrato de trabajo de 12 meses a $ 49 por hora, la empresa contratada puede haber presupuestado $ 60 por hora. La agencia de empleo puede quedarse con la totalidad o parte de la diferencia en lugar de una tarifa única sin que el empleado se entere del arreglo.

Si bien las agencias de empleo reciben tarifas para emparejar a las personas con los empleadores, los empleados deben estar al tanto de los grupos que les cobran directamente por sus servicios de colocación. Una agencia legítima nunca debe cobrarle a un empleado una tarifa para que trabaje o para enviarlo a un empleador.