fbpx
Inversión/ Fundamentos de la inversión

Tasa de acumulación

¿Qué es una tasa de acumulación?

La tasa de acumulación es la tasa de interés que se aplica a una obligación financiera, como bonos, hipotecas y tarjetas de crédito. La tasa de acumulación es la tasa a la que se devengan los intereses, que se cobra diariamente a las tarjetas de crédito. Sin embargo, la tasa de acumulación por vacaciones pagadas y pensiones es la tasa a la que se ganan las vacaciones o el tiempo de beneficios.

Conclusiones clave

  • La tasa de acumulación es el porcentaje de interés aplicado al principal de una obligación financiera.
  • Las tasas de acumulación varían según el tipo de obligación financiera aplicada.
  • Las tasas de acumulación se utilizan a menudo para calcular la cantidad de tiempo pagado por enfermedad, vacaciones y pensiones.
  • Las tasas de acumulación juegan un papel crucial en el cálculo del valor real de una obligación financiera.

Cómo funciona la tasa de acumulación

Es importante comprender la tasa a la que una obligación financiera acumula intereses para comprender su precio y, en última instancia, su valor. Por ejemplo, en el caso de los bonos, dado que el precio de un bono es la suma de todos los flujos de efectivo futuros, incluidos el capital y los intereses, el precio al que cambia incluirá los intereses devengados (pero aún no pagados). Al calcular el monto pagado por una hipoteca u otra deuda, los montos de intereses acumulados deben agregarse al saldo de capital pendiente.

Calcular correctamente una tasa de acumulación suele ser bastante complicado.

Consideraciones Especiales

El concepto de devengo también se aplica en los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP) y desempeña un papel fundamental en la contabilidad de devengo. Bajo este método de contabilidad, las ganancias y los gastos se registran en el momento de la transacción, independientemente de que se hayan recibido o distribuido los flujos de efectivo. Este método de contabilidad se utiliza a menudo para determinar el desempeño y la posición de una empresa al tener en cuenta la totalidad de los pagos realizados (salidas de efectivo), así como la suma de las entradas de efectivo futuras esperadas. Al hacer esto, una empresa puede evaluar su situación financiera por factor de la cantidad de dinero que espera recibir en lugar del dinero que ha recibido hasta ahora.

La contabilidad de acumulación (o devengo) contrasta con la contabilidad de caja, que solo considera el dinero que realmente ha sido intercambiado por las manos, en lugar de tener en cuenta las cantidades de dinero que una empresa espera recibir. La contabilidad acumulada casi siempre se usa para empresas que tienen un gran inventario o realizan ventas a crédito. En tales casos de contabilidad de acumulación, la tasa de acumulación de los pagos esperados se incluirá en el valor total de una empresa.

Ejemplo de tasa de acumulación

Puede calcular la tasa de acumulación diaria de un instrumento financiero dividiendo la tasa de interés por la cantidad de días en un año: 365 o 360 (algunos prestamistas dividen el año en 30 días) y luego multiplicando el rendimiento por el monto del principal. saldo pendiente o valor nominal.

De manera similar, para las obligaciones con tasas de acumulación mensuales, dividiría la tasa de interés anual por 12 y multiplicaría el rendimiento por el monto del saldo pendiente. Las tasas de acumulación suelen ser valores positivos. Pero en circunstancias extraordinarias, como durante un período de tasas de interés negativas, pueden ser negativas.

Las tasas de acumulación también se utilizan en contextos no financieros, por ejemplo, para realizar un seguimiento de las vacaciones o los días de enfermedad, así como los pagos gratuitos y los saldos de pensiones, y para calcular varios planes de pago.