En este momento estás viendo Tasa de molino

¿Cuál es la tasa de molienda?

La tasa del molino es la cantidad de impuestos pagaderos por dólar del valor tasado de una propiedad. La tasa de molienda se basa en «molinos». Es una cifra que representa el monto por $ 1,000 del valor tasado de la propiedad, que se utiliza para calcular el monto del impuesto predial.

Conclusiones clave

  • La tasa del molino es una tasa de impuesto: la cantidad de impuesto a pagar por dólar de valor tasado de una propiedad.
  • Mill se deriva de la palabra latina millesimum, es decir mil.
  • Tal como se utiliza en el impuesto a la propiedad, 1 millón equivale a $ 1 en impuesto a la propiedad recaudado por cada $ 1,000 de valor tasado de la propiedad.
  • Las entidades gubernamentales establecen tarifas de molienda basadas en el valor total de la propiedad dentro de su jurisdicción, para proporcionar los ingresos fiscales necesarios para cubrir los costos proyectados (carreteras, escuelas, servicios de emergencia, etc.) en sus presupuestos anuales.
  • Los impuestos a la propiedad se calculan multiplicando el valor imponible tasado de la propiedad por la tasa del molino y luego dividiendo esa cantidad por 1,000.

Comprensión de la tasa del molino

La tasa del molino también se llama tasa del molino. El término «millage» se deriva de una palabra latina millesimum, es decir, una milla, y 1 mill es igual a 1/1000 de una unidad monetaria. Como se usa para el impuesto a la propiedad, 1 mill equivale a $ 1 en impuesto a la propiedad, recaudado por cada $ 1,000 del valor imponible definitivo de una propiedad.

Puede obtener la tasa del milenio para su propiedad individual en la escritura de la propiedad o llamando a la oficina de impuestos de su ciudad.

¿De dónde viene la tasa de molienda?

La tasa del molino para su propiedad la fija la persona o cosa que le cobra el impuesto. Esto significa que diferentes agencias cobran diferentes tarifas de molienda, incluidas las de pueblo / ciudad, condado, juntas escolares y / o áreas de servicio de emergencia. Todos estos se combinan para ayudar a calcular su factura final de impuestos a la propiedad.

Por ejemplo, tan pronto como se ejecuta un presupuesto para el gobierno local, se restan los ingresos reconocidos, lo que hace que el déficit aumente mediante los impuestos a la propiedad. Esta cantidad se divide por el valor de toda la propiedad en la ciudad, que luego se multiplica por 1,000. Esta cifra representa la tasa impositiva o la tasa del molino.

Cálculo de impuestos a la propiedad usando la tasa de molienda

Los impuestos a la propiedad se calculan multiplicando el valor imponible tasado de la propiedad por la tasa del molino y luego dividiendo esa cantidad por 1,000.La fórmula de cálculo se da de la siguiente manera:

Recaudación del impuesto a la propiedad sobre la propiedad = (tasa del molino x valor de la propiedad gravable) ÷ 1,000

Por ejemplo, si la tasa del molino es 7 y la residencia personal del contribuyente tiene un valor imponible de $ 150,000, entonces, usando la fórmula calculada, la factura del impuesto a la propiedad del propietario es de $ 1,050. Eso significa que se deben pagar $ 7 en impuestos a la propiedad por cada $ 1,000 de valor tasado.

Cómo se determinan los impuestos a la propiedad

Los impuestos a la propiedad son fundamentales para financiar las operaciones de las entidades gubernamentales municipales y locales. No todos los estados cobran impuestos sobre la renta, pero todos los estados cobran impuestos sobre la propiedad. Los impuestos sobre la propiedad generalmente son evaluados por los propietarios por más de una entidad gubernamental, como el municipio y el condado.

Las entidades gubernamentales establecen tarifas de molienda basadas en el valor total de la propiedad dentro de la jurisdicción de la entidad, para proporcionar los ingresos fiscales necesarios para cubrir los costos proyectados en sus presupuestos anuales, incluidos aspectos como infraestructura, policía y servicios de emergencia y escuelas públicas. Por esta razón, y también debido a los valores volátiles de los bienes raíces, un tasador de impuestos generalmente actualiza el valor imponible de la propiedad cada año. Las tarifas de molienda a menudo varían para diferentes tipos de propiedad, como propiedades residenciales, comerciales o industriales.

El impuesto a la propiedad es un impuesto ad valorem, lo que significa que se basa en el valor. El valor fiscal tasado de la propiedad se calcula utilizando datos inmobiliarios locales y generalmente es un porcentaje del valor justo de mercado de una propiedad, determinado multiplicando el valor de mercado o tasado de la propiedad por un índice de tasación establecido por la autoridad fiscal local. Sin embargo, el valor fiscal tasado puede ser mayor o menor que el valor real de mercado de una propiedad. Si el dueño de una propiedad cree que su propiedad ha sido valorada a un valor excesivamente alto, puede solicitar una reevaluación.

Algunos estados tienen una disposición sobre la vivienda que exime una cantidad específica en dólares del valor de mercado de la propiedad de una tasación de impuestos a la propiedad.Por ejemplo, en un estado con un suministro de vivienda de $ 50,000, solo $ 150,000 de una casa de $ 200,000 estarían sujetos a impuestos sobre la propiedad.