fbpx
Loan Basics/ Finanzas personales

Techo de la tasa de interés

¿Qué es un techo de tasa de interés?

El límite de la tasa de interés es la tasa de interés máxima permitida en una transacción determinada. Es lo opuesto a un piso de tasa de interés.

Los topes financieros a menudo incluyen un tope de tasa de interés como parte de sus disposiciones contractuales. Por ejemplo, se utilizan comúnmente en acuerdos hipotecarios de tasa ajustable (ARM).

Conclusiones clave

  • Un tope de tasa de interés es una disposición contractual que describe la tasa de interés máxima permitida para esa transacción.
  • Se utilizan comúnmente en préstamos de tasa variable, como ARM.
  • Combinados con medidas similares, como las provisiones de aumento limitado, los topes de las tasas de interés están diseñados para proteger a los prestatarios del riesgo de intereses. Sin embargo, pueden beneficiar a los prestamistas al reducir el riesgo de incumplimiento para los prestatarios.

Comprensión de los límites máximos de las tasas de interés

Un límite de tasa de interés, también conocido como límite de tasa de interés, es la tasa de interés máxima que un prestamista puede cobrar en la negociación de un préstamo. Los topes de las tasas de interés han sido parte del comercio durante miles de años, donde tradicionalmente han protegido a los prestatarios contra las prácticas crediticias abusivas.

En los últimos años, sin embargo, los topes a las tasas de interés se han utilizado a menudo para protegerse contra el riesgo de las tasas de interés. Es decir, para proteger a los prestatarios del riesgo de que las tasas de interés aumenten bruscamente durante la vigencia de un contrato en particular.

Las leyes de la usura tienen orígenes antiguos y han existido en las principales tradiciones religiosas; Los estatutos de usura de EE. UU. Se basaron en el modelo inglés y están diseñados para reducir las prácticas crediticias abusivas.

Además de especificar un nivel máximo de tasas de interés, los préstamos a tasa variable pueden incluir condiciones sobre la rapidez con la que las tasas de interés pueden subir a ese máximo. Las disposiciones denominadas de “aumento limitado” se establecen a menudo a la tasa de inflación, que en la actualidad ronda el 2%.

En general, los límites máximos de las tasas de interés y las provisiones para aumentos limitados son particularmente beneficiosos para los prestatarios cuando las tasas de interés están aumentando. Después de todo, si se deduce una tasa de interés máxima antes de que un préstamo alcance su vencimiento, es posible que el prestatario pueda pagar tasas de interés inferiores a las del mercado durante mucho tiempo. Esto crea un costo de oportunidad para el banco porque si no pueden obtener el tope de la tasa de interés, podrían prestar su dinero a un nuevo prestamista a la tasa de interés más nueva y más alta.

En los Estados Unidos, y en varios otros países del mundo, existen varias leyes y regulaciones relacionadas con los topes de las tasas de interés. Un ejemplo común son las leyes de usura, que describen las tasas de interés máximas permitidas por ley. Estas tasas suelen rondar el 35%, aunque hay excepciones para algunos prestamistas, como los que se especializan en préstamos de día de pago.

Un ejemplo del mundo real de un techo de tasa de interés

Para ilustrar el caso de ARM, considérese. Los prestatarios pueden prestar servicios ARM a las tasas de interés vigentes en el momento en que se negoció la hipoteca. Sin embargo, si las tasas de interés continúan aumentando indefinidamente durante la duración de la hipoteca, la mayoría de los prestatarios eventualmente no podrán pagar el préstamo. Para proteger esto, los contratos ARM a menudo incluyen topes a las tasas de interés que garantizan que la tasa de interés utilizada en el préstamo no pueda superar un cierto nivel durante el plazo de la hipoteca.

En muchos sentidos, esta disposición beneficia a ambas partes: además de reducir el riesgo de tasa de interés del prestatario, reduce el riesgo de que el prestatario incumpla con su préstamo, reduciendo así el riesgo del prestamista.