fbpx
Finanzas Corporativas y Contabilidad/ Corporate Finance

Vehículo de propósito especial (SPV)

¿Qué es un vehículo de propósito especial (SPV)?

Un vehículo de propósito especial, también conocido como entidad de propósito especial (SPE), es una subsidiaria creada por una empresa matriz para aislar el riesgo financiero. Su estatus legal como empresa separada hace que sus obligaciones sean seguras incluso si la matriz se declara en quiebra. Por esta razón, un vehículo de propósito especial a veces se denomina entidad de quiebra remota.

Si se explotan las lagunas contables, estos vehículos pueden convertirse en una forma financieramente desastrosa de ocultar la deuda de la empresa, como se vio en 2001 en el escándalo de Enron.

Conclusiones clave

  • SPV se crea como una empresa independiente con su propio balance.
  • Puede utilizarse para abordar el riesgo de riesgo y reducir cualquier impacto financiero negativo en la empresa matriz y sus inversores.
  • Alternativamente, el SPV puede ser una sociedad de cartera para titulizar deuda.

1:36

Entidad / vehículo de propósito especial

Comprender las SPV

Una empresa matriz crea un SPV para aislar o titulizar activos en una empresa separada que a menudo se mantiene fuera del balance. Puede crearse para emprender un proyecto peligroso y proteger a la empresa matriz de los riesgos de fracaso más graves.

En otros casos, el SPV puede crearse para titulizar la deuda de modo que los inversores puedan estar seguros de su reembolso.

Sin embargo, las operaciones de la SPV se limitan a la adquisición y financiación de activos específicos, y la estructura de la empresa separada sirve como un medio para aislar los riesgos de estas actividades. SPV puede servir como contraparte para swaps y otros instrumentos derivados sensibles al crédito.

Una empresa puede formar la SPV como sociedad limitada, fideicomiso, corporación o corporación de responsabilidad limitada, entre otras opciones. Puede estar diseñado para propiedad, administración y financiamiento independientes. Sin embargo, los SPV ayudan a las empresas a titulizar activos, crear empresas conjuntas, aislar activos corporativos o realizar otras transacciones financieras.

Cómo funciona SPV

Las finanzas de SPV pueden no estar en el balance general de la matriz como capital o deuda. En cambio, sus activos, pasivos y patrimonio solo se registrarán en su propio balance.

Un inversionista financiero siempre debe verificar las finanzas de cualquier SPV antes de invertir en una empresa. ¡Recuerda a Enron!

Por lo tanto, el SPV puede ocultar información vital a los inversores, que no están obteniendo una imagen completa de la situación financiera de una empresa. Los inversores deben analizar el balance de la empresa matriz y el SPV antes de decidir si deben invertir en una empresa.

Cómo Enron usó el SPV

Un excelente ejemplo de abuso de SPV es el colapso financiero masivo en 2001 de Enron Corp., una empresa de energía en auge con sede en Houston.

Las acciones de Enron estaban subiendo rápidamente y la empresa transfirió gran parte de las acciones a un vehículo de propósito especial, recuperando efectivo o un billete. El vehículo de propósito especial luego usó las acciones para cubrir los activos mantenidos en el balance de la compañía. Para reducir el riesgo, Enron garantizó el valor del vehículo de propósito especial. Cuando cayó el precio de las acciones de Enron, los valores de los vehículos especiales continuaron y las garantías se vieron obligadas a jugar.

El uso indebido de SPV no fue el único truco contable que hizo Enron, pero fue quizás el mayor contribuyente a la caída repentina. Enron no pudo pagar las enormes sumas adeudadas a los acreedores e inversores, y rápidamente se produjo un colapso financiero.

Antes del cierre, la empresa reveló la información financiera de su balance a la empresa y los vehículos de propósito especial. Sus conflictos de intereses estaban ahí para todos. Sin embargo, pocos inversores se han adentrado en las finanzas para comprender la gravedad de la situación.

Preguntas frecuentes

¿Por qué utilizar vehículos de propósito especial?

Un vehículo de propósito especial (SPV) es una subsidiaria formada para llevar a cabo una actividad comercial o de propósito especial. Los SPV se utilizan comúnmente en ciertas aplicaciones de finanzas estructuradas, como la titulización de activos, empresas conjuntas, acuerdos inmobiliarios o para aislar activos, operaciones o riesgos de la matriz. Si bien existen muchos usos legítimos para establecer SPV, también han jugado un papel en una serie de escándalos financieros y contables.

¿Aparecen los activos y pasivos de SPV en el balance general de la matriz?

Los vehículos para fines especiales fuera de la empresa matriz tienen sus propias obligaciones, activos y pasivos. Las SPV, por ejemplo, pueden emitir bonos para obtener capital adicional a tasas de préstamo más favorables que las que podría tener la matriz. También crean un beneficio al lograr un tratamiento fuera del balance general para fines de informes fiscales y financieros para una matriz.

¿Qué son las mecánicas SPV?

La propia SPV opera como filial de una empresa matriz, que vende activos de su propio balance con la SPV. El SPV es una fuente indirecta de financiamiento para la corporación original al atraer inversionistas de capital independientes para ayudar a comprar obligaciones de deuda. Esto es muy útil para partidas de alto riesgo crediticio, como préstamos hipotecarios de alto riesgo.

No todas las SPV están estructuradas de la misma manera. En los Estados Unidos, las SPV suelen ser sociedades de responsabilidad limitada (LPA). Una vez que la LLC compra los activos de riesgo de su matriz, generalmente agrupa los activos en tramos y los vende para satisfacer las preferencias de riesgo crediticio de los diferentes tipos de inversores.

¿Por qué una empresa SPV?

Hay varias razones por las que se crean SPV. Proporcionan protección para los activos y pasivos de una matriz, así como protección contra la quiebra y la insolvencia. Estas entidades pueden encontrar una manera fácil de obtener capital. Las SPV también tienen más libertad de operación porque no tienen tanta regulación como la empresa matriz.

¿Cuál es el papel de las SPV en las asociaciones público-privadas?

Las asociaciones público-privadas son colaboraciones entre una agencia gubernamental y una empresa privada. Muchos socios privados en asociaciones público-privadas requieren un vehículo de propósito especial como parte del acuerdo. Esto es especialmente cierto para los esfuerzos intensivos en capital, como un proyecto de infraestructura. Es posible que la empresa privada no quiera asumir demasiada exposición financiera, por lo que se crea un SPV para absorber algunos de los riesgos.